Confundimos a menudo ambos conceptos que, aunque relacionados son diferentes. Importante que tengas claro lo que significa cada uno de estos conceptos. La creatividad es la capacidad que tiene la persona para generar ideas, la innovación consiste en materializar esas ideas para que se distingan de las que ya existen.

La innovación es una habilidad indispensable para el emprendedor y para las empresas, de ahí la importancia que en el sistema formativo de Objetivo Empleo tiene. Como hemos dicho creatividad e innovación son habilidades y puesta en práctica, recalcamos HABILIDADES, por lo tanto, son conceptos que hay que desarrollar y practicar continuamente.

El concepto de innovación. ¿Qué es la innovación?

La innovación es, el proceso por el que las ideas sobre un producto, servicio o proceso, se incorporan en el consumidor para hacerle su uso y disfrute de forma más cómoda, sencilla es decir simplificar. Como ves, se entiende como un paso natural en la evolución de productos para presentarlo de forma diferente al consumidor.

Sin la innovación, el ser humano estaría aún en las cavernas, la innovación ha sido un proceso constante en nuestro desarrollo. Desde el fuego a la rueda hasta nuestros días, todo ha sido un proceso de innovación.

El primer paso de la innovación es, desarrollar el pensamiento crítico, transformar los problemas en preguntas y responderlas de todas las formas posibles.

El emprendedor o la empresa usa la innovación para aplicar sus recursos creativos y obtener resultados medibles sobre la inversión realizada en su implementación. Es decir, que la innovación se cuantifica en los resultados a medida que se va implementado ofreciendo posibilidades de seguir desarrollándola o de pivotar en otra dirección innovadora, explorando las tecnologías que generen valor y que produzcan un cambio en el consumidor respecto a un producto o servicio

«Las ideas útiles son el resultado de la creatividad, requisito previo para la innovación´´

Para innovar antes debemos de desarrollar la creatividad, no solo hablamos de inventar o actualizar. También hablamos de como comercializar. En definitiva, de poner en práctica y explorar los potenciales para optimizar la calidad de algo que no existía antes. Es difícil identificar un segmento donde la innovación no sea esencial, una habilidad que todos necesitan

La innovación ofrece: Ventaja competitiva frente a los competidores, mayor beneficio empresarial, mejora la capacidad de toma de decisiones, aprovecha las habilidades y conocimientos de la organización Y la podemos aplicarla prácticamente en toda la cadena productiva desde el producto en sí mismo ( renovando el diseño, cambio de materiales), al servicio (logística, atención al cliente), en la relación con la sociedad (la salud y calidad de vida), en el medioambiente (produciendo ecológicamente, reduciendo consumo de agua), en los procesos y en la tecnología (utilizando o desarrollando nuevas tecnologías), en el marketing y comunicación, etc… como vez, es difícil encontrar una fase en la que no podamos innovar

No nacemos creativos o innovadores

En el mundo de los negocios todo se desarrolla muy deprisa, es necesario tener una mente abierta para marcar la diferencia con los competidores, asumiendo riesgo para abrir nuevos caminos, rompiendo las reglas establecidas para llegar a nuevas oportunidades. Aquí precisamente es donde surge el propósito de Objetivo Empleo, en el proceso transformador de la persona ofreciéndole una metodología, un proceso formativo y un desarrollo de actividades que ayuden a la persona a desarrollar estas habilidades e implementarlas en su vida, trabajo o emprendimiento

Nos encanta leer vuestra opinión o comentarios, así podemos mejorar nuestros contenidos. No te olvides de dejárnoslo en el artículo y si te ha gustado nos ayudarías compartiéndolo en tus RR.SS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *